Asistencia hospitalariaEl cuidado de personas mayores dependientes es un gran trabajo, requiere de tiempo completo y mucha dedicación y cuidado, lo que conlleva a que sea una de las principales causas de estrés de nuestro país. Convirtiéndose, no solo, en un problema a nivel físico si no también, anímico y social.

En muchos de los casos el nivel de implicación es tanto, si la persona dependiente que tenemos a cargo, es algún familiar, que podemos llegar a olvidarnos de nosotros mismos, debido a que no contamos con la ayuda de un profesional para lidiar con dicha “carga” y han de ser los distintos familiares que se turnen o incluso, a veces, una única persona la que realiza enorme tarea de cuidar del enfermo a jornada completa.

Muchas de las veces la implicación es tanta, que se tiene que renunciar a trabajos, planes de ocio, una modificación de la rutina diaria, que si no se diera sería imposible hacerse cargo del paciente.

En este marco de necesidades, surge el servicio de Asistencia Hospitalaria, que trata de aliviar todo esto tipo de “trastornos” que puede originarnos tener familiares dependientes en el hospital durante un largo periodo.

¿Por qué recurrir a ella?

Como hemos mencionado anteriormente, en muchos de los casos, la dedicación ha de ser plena, y no todo el mundo puede renunciar a su vida y responsabilidades para dedicar todo su tiempo al cuidado del enfermo.

En estas situaciones, se hace indispensable este servicio, que aporta un desahogo  al familiar de la persona enferma y una seguridad de contar con alguien que va a estar con el enfermo 24 horas, dedicándose exclusivamente a la persona enferma. Proporcionándole todos los servicios que necesite desde, cambios de suero o temperatura, medicamentos estados de ánimo etc. Y lo más importante, con una experiencia que otorgue a la familia la confianza y la seguridad de dejar en manos de otro a su familiar enfermo.

Además, en este tipo de servicios se redactan informes diarios, donde la familia está informada de todo, lo que otorga mucha claridad y seguridad en el servicio que se contrata.

Como podemos comprobar, es un servicio necesario hoy  en día en la sociedad y en continuo reclamo, por este motivo mSoluciona Goya ofrece este servicio en el que radica uno de los valores más importantes de la empresa dando un servicio de máxima calidad, siendo el cuidado de enfermos nuestra gran prioridad.

La asistencia hospitalaria es una actividad profesional en ascenso dentro del sector de servicios de asistencia personal y cuidados de personas mayores, enfermas y dependientes, pero el asistente hospitalario continúa siendo un gran desconocido dentro de tal sector. Se trata de una profesión que requiere de una serie de conocimientos relacionados con la asistencia personal y los cuidados sanitarios, y que además exige que el profesional se vuelque en términos vocacionales. Exige unas cualidades bien caracterizadas y muy necesarias para su desempeño: empatía, paciencia, compromiso con el trabajo realizado en el día a día, habilidades sociales y de comunicación… Es preciso tener en cuenta que a veces la relación con el enfermo o persona dependiente y con su entorno familiar en ocasiones puede ser difícil, puesto que se trata de una situación nada agradable para quienes la padecen.

El asistente en hospitales habrá de ejercer funciones como las siguientes:

  • Elaboración de informes diarios sobre la situación de  salud de la persona ingresada, sobre su toma de medicamentos, sobre sus comidas y cualquier otra incidencia o detalle significativo: problemas de respiración, toses, problemas al digerir las comidas, cambio de las sondas si las hubiere, etc.
  • Control de la toma de fármacos por la persona a su cargo, siguiendo las indicaciones del médico y respetando las frecuencias adecuadas.
  • Ayudar a la persona en sus tareas cotidianas más esenciales, tales como vestirse y cambiarse, asearse, comer, meterse en la cama, levantarse, etc.
  • Coordinarse con el personal hospitalario y avisar a este de cualquier incidencia que requiera de su ayuda.
  • Identificar los problemas que puedan aquejar al paciente: deshidratación, ulceraciones, etc.
  • Tomarle la tensión a la persona ingresada y alertar de cualquier anomalía importante en este sentido.
  • Por supuesto, y como una función absolutamente primordial dentro de su trabajo, el asistente hospitalario debe hacer compañía en todo momento a la persona ingresada y librarla de los tormentos y trastornos de la soledad.

Es fácil que apreciemos la gran importancia que posee la asistencia hospitalaria, y cómo puede ayudarnos, a nosotros y a esa persona ingresada que tanto nos importa.

Como podemos comprobar, es un servicio necesario hoy  en día en la sociedad y por este motivo mSoluciona Goya ofrecemos este servicio en el que radica uno de los valores más importantes de la empresa dando un servicio de máxima calidad, siendo el cuidado de enfermos nuestra gran prioridad.