Diferencias entre alergia e intolerancia alimentaria

La actualidad, con todos sus avances y ventajas, nos enfrenta a situaciones que hasta hace unas décadas eran desconocidas por el resto de mortales. Por este motivo, hoy en día es común tener un hijo, sobrino o una persona mayor cercana al que le han diagnosticado celiaquía, intolerancia a la lactosa o alergia a las proteínas de la leche de vaca, entre otras muchas patologías.

Esto se debe a que una de las alergias más comunes, es la alergia alimentaria, si bien es cierto que tendemos a confundir esta alergia con un término cada vez más presente en nuestro día a día: la intolerancia alimentaria.

La pregunta es: ¿sabes realmente cuáles son las diferencias entre alergia e intolerancia alimentaria? Teniendo en cuenta la importancia a la hora de saber distinguirla, especialmente en materia de cuidado de ancianos, hoy os explicamos algunas pautas importantes para saber cuándo nos enfrentamos a cada una de ellas.

¿Cuál es la diferencia entre intolerancia y alergia alimentaria?

En la actualidad, dos millones de españoles tienen alguna alergia alimentaria. Sólo un 10% de la población padece alergia a algún alimento pero, sin embargo muchas personas tienden a confundir intolerancia alimentaria con alergia alimentaria. Aunque ambas se producen cuando se consume algún alimento, las reacciones que se producen son distintas y es fundamental conocerlas y diferenciarlas a la hora de actuar con nuestros mayores.

La principal diferencia entre intolerancia y alergia alimentaria es que mientras que la alergia pone en marcha una potente reacción de nuestro sistema inmunológico, la reacción en la intolerancia se produce en el aparato digestivo sin que intervenga en ello el sistema inmune.

 Alergia alimentaria. Síntomas

Los síntomas más frecuentes de una alergia alimentaria y que deberíamos tener muy en cuenta si creemos estar observándolos en nuestros ancianos son, entre otros:

  • Piel: urticaria, eccemas, acné e inflamación dolorosa
  • Aparato respiratorio: dificultad para respirar, ahogo y broncoespasmos
  • Sistema músculo-esquelético: dolor articular, lumbalgia y dolores musculares
  • Sistema digestivo: malestar estomacal, vómitos y diarrea
  • Otros síntomas: dolor de cabeza, fatiga, etc.

Intolerancia alimentaria. Síntomas

Lo que sucede cuando se produce una intolerancia alimentaria es que nuestro cuerpo no asimila bien un determinado ingrediente. A diferencia de lo que ocurre en una alergia alimentaria y como hemos dicho anteriormente, en los episodios de intolerancia alimenticia no se activa nuestro sistema inmunológico.

La reacción se limita al aparato digestivo, notando síntomas tales como:

  • Dolor abdominal
  • Dificultades de digestión y diarrea
  • Vómitos (en el peor de los casos)

¿Cómo deben actuar los alérgicos y los intolerantes?

Las personas alérgicas deben eliminar totalmente el alimento o sustancia causante de la alergia, pero no es tan fácil, porqué a menudo no solamente se trata de no ingerir el alérgeno, sino de no estar en contacto con éste y vigilar minuciosamente la composición de todos los alimentos y productos que se compran.

En el caso de las intolerancias alimentarias, el cuerpo, de manera gradual, puede llegar a aceptar y tolerar pequeñas cantidades del alimento u sustancia, sin presentar síntomas o malestar generalizado.

2018-02-26T15:30:55+00:00