Pérdida de memoria en las personas mayores

Nos gusta cuidar de las personas mayores y la pérdida de memoria es uno de los cambios por los que muchas personas al llegar a la tercera edad han de afrontar y adaptarse a ello.

En nuestro día a día nos encontramos con muchas personas mayores que sufren pérdida de memoria, los síntomas de pérdida de la memoria pueden surgir en las personas mayores, por diversas razones, tales como el envejecimiento, estrés u otras condiciones médicas más serias.

Sin embargo, para algunas este es un simple cambio que les hace olvidar pequeños detalles, ser más desorganizados, etc. y para otras la pérdida de memoria les supone un gran cambio debido a un mayor deterioro.

No hay cura para las causas de la pérdida de la memoria, pero la localización de la raíz del problema te ayudará a diseñar mejores métodos de afrontamiento y de cuidado de la persona mayor que tengas cerca.

Pasos a seguir

– Evalúa si la persona mayor en realidad tiene un problema de pérdida de memoria: Presta mucha atención a cómo se comporta, si tiene una actividad continua olvidadiza, porque normalmente las personas mayores al envejecer son estereotipados con el olvido, por este motivo hay que asegurarse que el hecho olvidadizo se repite de manera continuada.

– Pasa tiempo con la personas mayor: Es muy común que él pueda estar deprimido y la depresión, la ansiedad y el olvido son causa de estrés en todas las edades. En ese caso, habría que recurrir a un psiquiatra puesto que será capaz de medir la estabilidad emocional de la persona mayor y si fuera cierto necesitaría una medicación continuada.

– Consulta con un médico: El médico será capaz de decirte la causa de la pérdida de la memoria de tu ser querido. En muchas ocasiones, la pérdida de memoria es un síntoma de varias enfermedades como el Alzheimer y la demencia.

– Chequear a la persona mayor con frecuencia. Como los síntomas de la pérdida de memoria progresan, es posible que el anciano no vaya a vivir una vida de calidad. Debido a que puede olvidarse de limpiarse a sí mismo, comer, limpiar la casa o realizar otras necesidades básicas de mantenimiento que muchos lo hacen sin pensarlo. Si observas este comportamiento en exceso, será necesario que la persona mayor sea visitada con frecuencia o contratar cuidados especiales.

– Sé paciente. La persona mayor no es más feliz con el estrés añadido por la pérdida de la memoria, de lo que eres tú. Ayuda en todo lo que puedas pero a su vez trata de permitir una cantidad segura de independencia.

– Admitir que la persona mayor va tener que ir a un centro de asistencia, si los síntomas de pérdida de memoria avanzan. Si el anciano ha sido diagnosticado con la enfermedad de Alzheimer o la demencia, necesitará atención las 24 horas. Debido a que, este tipo de atención es un trabajo demasiado grande para que una persona sola pueda manejar.

 Ideas para reducir la pérdida de memoria

– Realizar listas de lo que tiene que hacer y use ayudas para la memoria como notas y calendarios. Algunas personas encuentran que recuerdan las cosas mejor si mentalmente las conectan con otras cosas significativas, como un nombre familiar, una canción, libro o programa de televisión.

– Desarrollar actividades y pasatiempos en los que trabajar la memoria y además estar entretenido.

– Participar en actividades físicas y realizar ejercicios. Se sabe que el ejercicio físico ayuda a mejorar el funcionamiento del cerebro.

– No abusar del consumo de alcohol. Es un hecho que tomar mucho alcohol o tomar cantidades excesivas de alcohol en periodos muy cortos de tiempo puede causar pérdida de la memoria y daño permanente al cerebro con el paso del tiempo.

Algunas personas mayores saludables son capaces de realizar ejercicios o pruebas de memoria complejas tan bien como cualquier joven. Cuidad de tu memoria y si necesitas ayuda cuenta con nuestros expertos en cuidado de personas mayores.

2018-02-26T15:33:10+00:00